Si no te Pagan lo que Vales, Emprende!

enero 25, 2012 by

Si no te Pagan lo que Vales, Emprende!Probablemente todos hemos experimentado en algún momento la sensación de sentirnos mal recompensados en nuestro empleo.

Las jornadas excesivas, la falta de incentivos, las pocas oportunidades y hasta las injusticias en el trabajo hacen que cada vez más personas tengan el síndrome de insatisfacción laboral que les hace sentirse utilizadas y explotadas.

Afortunadamente si no te pagan lo que vales, existe una solución: emprender!

Desde luego que iniciar un negocio no es algo que se logre de la noche a la mañana y tampoco pretendo insinuar que tengas que renunciar precipitadamente a tu empleo para montar tu propia empresa. Eso sería una locura y una total irresponsbilidad!

De hecho, nadie ha dicho que sea fácil pues el camino emprendedor, que si bien brinda gratas satisfacciones, también es un camino que puede ser duro y complicado al inicio, sobre todo si no se hace planificadamente.

¿Porqué desearías dejar tu empleo?
La primera pregunta que deberías hacerte antes de considerar abandonar tu empleo es: ¿porqué realmente deseas hacerlo?. Y es que existen muchas razones por las cuales podrías estar deseándolo pero no necesariamente todas serán razones válidas.

Si tu razón primaria es superarte, construir una empresa, tener más tiempo para disfrutar con los tuyos y ser libre financieramente, entonces estás en el camino correcto.

Por otro lado, si tu razón obedece a que estás desesperado, mal pagado, oprimido, límitado y tal vez hasta hastiado con lo que haces. Bingo! También esa es una buena razón!. ¿Quién dijo que tenías que ser el mártir que lo soporta todo en el empleo?

Otro gran motivo para emprender puede ser el hecho de que simplemente estés en paro, o te hayan despedido. No vamos a analizar las razones porque pueden ser diversas, pero si eres de los que alguna vez han estado económicamente atrapado y no encuentras salida, entonces, bienvenido al club.

De hecho, debo confesarte que este blog nació en un momento de mucha necesidad en el que yo mismo estaba en búsqueda de opciones para emprender y jamás imagine el éxito que el mismo tendría.

¿Que hacer entonces para emprender?
Ahora, de nada serviría salir de lo malo para caer en lo peor. Y esa es justamente la razón de ser de este post. Animarte a buscar tus sueños, pero haciéndolo de forma correcta para que al final disfrutes de haber tomado una decisión trascendental en tu vida.

Muchos nos vemos en la necesidad de tener un empleo porque el sistema así nos lo enseña. Y no es que sea malo, de hecho, tener un empleo puede ser una gran oportunidad si sabes aprovecharlo en todos los aspectos.

Así pues, si realmente necesitas dar el paso del ámbito laboral al empresarial, estos son algunos consejos que te ayudarán:

1. No caigas presa de la desesperación.
2. Aprovecha al máximo lo que puedes aprender mientras tienes un empleo.
3. Comienza a soñar con la clase de empresa o negocio que quisieras construir.
4.Elabora tu plan de negocio y mejóralo día con día.
5. Ahorra, ahorra y ahorra para tener capital.
6. Busca asesoría con personas exitosas.
7. Despójate de todo lo negativo y enfócate en aprender y prepararte.
8. Toma algunos cursos de administración y ventas.
9. Prepara un presupuesto de inversión para saber cuánto dinero necesitas.
Finalmente, la clave para saber cuándo estás preparado(a) para dar el paso de renunciar e iniciar tu propio negocio, será cuando tengas total control de ti mismo. Cuando hayas sometido la desesperación y hayas realizado las acciones anteriormente enumeradas, entonces sabrás que estás preparado.

Si eres de los que están en paro, aplican los mismos pasos, excepto que no tendrás un salario que te soporte mientras el negocio comienza a crecer. Ello no es una limitación pero debes estar consciente que el esfuerzo será el doble. Aún así, no desfallezcas y sigue adelante hasta lograr tu libertad financiera. Muchos lo han logrado así que no hay razón para que tu no seas uno de ellos.

Un último consejo. Si es posible, conforme al tipo de negocio que quieras montar, intenta iniciarlo mientras aún tengas un empleo. Esto te permitirá reducir la presión económica ayudando a que el mismo pueda crecer de forma consistente.

fuente: Blog 1000 Ideas de Negocios (Edwin Amaya) / CC BY 3.0

Leave a Reply